Servicios

Trazabilidad

Todo sistema de trazabilidad debería ir acompañado de un buen sistema de aseguramiento de la calidad, que garantice al consumidor la adquisición del mejor producto.

La trazabilidad en su momento fue un hecho diferenciador para vender un determinado producto y estar por delante de la competencia, pero hoy en día se ha convertido en algo que todo el mundo está obligado a cumplir por Ley.

¿ Es la trazabilidad sinónimo de garantía de calidad? Pues no. Todo sistema de trazabilidad debería ir acompañado de un buen sistema de aseguramiento de la calidad, que garantice al consumidor final que el producto adquirido es lo mejor que podemos ofrecerle.

Realmente lo que la normativa está exigiendo es que, en un momento dado, se pueda realizar la localización de un producto, es decir que se tenga la capacidad de identificar el origen de una unidad particular, de un lote de productos ubicados dentro de la cadena de abastecimiento.

Por eso es importante saber qué tipo de producto es el que trabajamos, cuál es el mínimo nivel de información que nuestros proveedores están obligados a suministrarnos y que es lo máximo que nosotros podemos intentar obtener, sin que para ello suponga una exigencia gravosa. También cuál es la información mínima que debemos incorporar a la cadena de valor y cuál es la máxima que estamos dispuestos a asumir en los diferentes procesos en los que intervenimos; así mismo deberemos tener claro cuál es la mínima información que debemos suministrar a nuestros clientes y hasta dónde estamos dispuestos a llegar en el intercambio de información para alcanzar unas relaciones comerciales mas fluidas y, por tanto, mas ventajosas.

Por lo tanto, a la hora de implantar un sistema de gestión de trazabilidad es mas importante todo lo anterior a invertir en los mejores y más caros equipos y sistemas de gestion existentes en el mercado.



Solicite Información

Descargue el folleto